domingo, 9 de diciembre de 2007

Reseña Histórica de la Parroquia Macarao



Lics. Freddys Hurtado y Pedro Jesús Orán
(Investigadores históricos)

Macarao es un pueblo ubicado al extremo oeste del Distrito Capital, fundado por los españoles en el siglo XVII. Su nombre viene del cacique Macarao, perteneciente a los toromaimas, y quien, junto a Guaicaipuro luchó contra el invasor. Desde sus inicios, Macarao tuvo una vida apacible, tranquila, alejado de los bullicios de la gran ciudad. Sus pobladores, favorecidos por la existencia de un buen clima, cursos de aguas, tierras fértiles y mano de obra indígena, se dedicaron a la actividad agrícola, estableciendo haciendas de caña, de café y otros frutos menores. Todavía en el valle se conserva como patrimonio histórico la casona de la familia Bolívar, el trapiche de caña, etc. Sus rubros eran comercializados en la ciudad, convirtiéndose Macarao, junto a Caricuao, en los principales abastecedores de insumos de Caracas. El antiguo pueblo de Macarao, a pesar de la expansión de la ciudad capital, conserva parte de su estructura colonial. Sus casas de tapias con techos de tejas, sus calles amplias e inclinadas, su iglesia, que consta de tres naves, de la cual la principal conduce al altar mayor, son testigos de un pasado histórico que configura la identidad de un pueblo. Su valle, fue la puerta de entrada a la fundación de Caracas. Este territorio fue la ruta seguida por Francisco Fajardo en 1559 y Diego de Losada en 1567. Esta vía y el río Macarao, son algunos de los factores que contribuyeron al asentamiento poblacional hispano.
Es de importancia capital para el desarrollo de un pueblo, la existencia de un curso de agua. La parroquia cuenta con el río Macarao, el cual hace un recorrido de 22 kilómetros desde su nacimiento hasta confluir en el río San Pedro en Las Adjuntas. Muy cerca de donde nace el río Macarao, se construyó en 1873, el Acueducto Guzmán Blanco, que distribuía sus aguas hacia El Calvario, por el sistema de acequias.
Luego, en 1927, bajo el gobierno de Juan Vicente Gómez, construyen un dique en la quebrada para acumular agua de lluvia, bajo la modalidad de relleno hidráulico. En la actualidad se trabaja en la última fase de la represa que tendrá un llenado de ocho (8) kilómetros de longitud. Este reservorio de agua, permitirá abastecer del preciado líquido a la capital y sus poblaciones vecinas.
Con la finalidad de proteger el reservorio de agua y su vegetación, como área protectora de Caracas, se crea el Parque Nacional Macarao, con una extensión de 15 mil hectáreas, por el Decreto 1.529 de fecha 5 de diciembre de 1973.
Este centro recreacional conserva la vegetación más virgen que existe en el Distrito Capital. Además, en su espacio geográfico tiene una gran variedad de especies de la fauna nacional, en vía de extinción y funciona como parque recreacional. La misma, viene a satisfacer una necesidad de nuestros habitantes, quienes solamente se distraen de sus problemas cotidianos, con las fiestas patronales y Semana Santa. La vida del pueblo gira entorno a la Iglesia y las procesiones. (Edición Nº 14 Agosto 2003)


2 comentarios:

Virgi dijo...

que lindo es ver un escrito de este pueblo tan hermoso, que ha dado tanto a todos los pobladores que habitamos de siempre es el. Es necesario mantenerlo tal y como esta, con sus calles, casas, iglesia con ese sabor de pueblo, que aun en plena caracas, existe un lugar asi. Espero que las autoridades nacionales, respeten la naturaleza de este maravilloso lugar.

Virgi dijo...

que lindo es ver un escrito de este pueblo tan hermoso, que ha dado tanto a todos los pobladores que habitamos de siempre en él. Es necesario mantenerlo tal y como esta, con sus calles, casas, iglesia con ese sabor de pueblo, que aun en plena caracas, existe un lugar asi. Espero que las autoridades nacionales, respeten la naturaleza de este maravilloso lugar.