sábado, 1 de diciembre de 2007

Caricuao: Su historia (II)

“…bañado de las corrientes del Rió Turmero y abundante bastimento, le ofrecía acomodado convivencia…”. Tomado de la palabra CARICUAO”, Tomo I, pág. 581. En los artículos escritos por el cronista de Caricuao, profesor Freddys Hurtado, “Primeras Fundaciones” y “Fundación del Valle de San Francisco”, se lee “Fajardo organiza el Gobierno del Poblado recién fundado (Las Adjuntas), repartiendo a varios encomenderos entre éstos se da a Jorge Quiñónez, el Valle comprendido desde el lugar que llamaba Las Adjuntas, en la confluencia de los río San Pedro y Macarao hasta los Valles de Guaire en las inmediaciones del sitio que llaman Caricuao, bautizándole con el nombre de “Valle de San Jorge”. En este punto hablaremos de la palabra caricuao y del nombre de la tribu que vivía en esta zona. La palabra Caricuao tiene su origen, como lo explica el profesor Hurtado, en las expresiones “Caricual, Caricuao, Carucuay, Cuaricuao… que son corrupciones de caricuar que equivale a ´Quebrada del Caribe´, región que formaba parte de las tierras pobladas por los indígenas del cacique Caricuao, situada en una cañada de poco agua. Caricuao sitio por donde pasó Losada para poblar el Valle de San Francisco”. Al hablar de la tribu Toromaima, explica Pimentel, citado por Freddy Hurtado, que ésta era una “Tribu que vivía en las inmediaciones del Valle de Caracas, región donde fue fundada (Caracas), nombre propio de un pájaro que en su canto parece decir “mayma”. El nombre del pájaro es “Toro” y al cantar dice “Mayma”, por eso se llama la tribu de los “Toromaimas”. Esta tribu estaba compuesta por pequeñas aldeas que utilizaban el conuco como medio de subsistencia, además de que sembraban yuca, frutas y maíz del cual conocían tres variedades. Con el transcurrir de los años fueron conquistados y esclavizados, pasando a ser propiedad de los encomenderos de la Colonia, como también les fue ocurriendo a las actuales parroquias Antímano, Macarao y La Vega, dentro de Caracas. El primer Centro Doctrinario para Indios y Esclavos se crea en 1668, en la actual parroquia Antímano, que contaba con 521 casas y 513 pobladores que, poco a poco, fue aumentando hasta que se convirtió en parroquia, e incluso, la casa de campo del “Ilustre Americano”, que se llamaba la “Versalles del Ilustre”, se encuentra en esa zona. La segunda (Macarao), se le da en encomienda a Jorge Quiñónez, quien tenía ya a Caricuao, por instrucciones del capitán Diego de Losada, que a su vez, con el transcurrir del tiempo fue erigido a parroquia teniendo una población de 232 casas con 1.254 habitantes. La tercera (La Vega o Haciendo la Vega), reinicia como centro de concentración de indios encomendados y se funda como parroquia en 1668. Estas parroquias después de ser tierras de encomenderos se convierten en haciendas, que muchos pobladores de la época, decían que: “Aquellos parajes eran para la mayoría de los caraqueños: lo rural, vegas y campos de siembra donde la naciente ciudad extraía sus hortalizas, y vegetales para la diaria alimentación, su clima era favorable para temperar y pasar vacaciones. Las siembras de caña de azúcar, café, duraznos y manzanas, entre otros productos, daban buen abastecimiento a Caracas, el rió Guaire, sus riberas y montañas boscosas fueron fuente de inspiración de poetas y pintores;…” Dusolina Chávez de Tovar
Volver